LÉAME PRIMERO

La competencia se está extremando en prácticamente todos los sectores, fundamentalmente por los procesos de globalización y por los avances en la tecnologías de la información y la comunicación. La Web 2.0 está propiciando nuevos modelos de negocio, de venta y de distribución inimaginables hace tan solo cinco años; algunas tendencias pueden acelerar y cambiar determinados escenarios muy rápidamente…

Como en toda época de cambio, existen para la empresa peligros y oportunidades. Construir marcas en estos tiempos puede ser más rápido y económico que en períodos anteriores donde los ‘mass-media’ estaban tan solo al alcance de los ‘más grandes’ financieramente hablando. Eso sí, para simplemente intentarlo hemos de hacer una correcta lectura tanto del entorno —mercados, competencia, tendencias, etc…— como de nuestras verdaderas capacidades como organización —recursos, conocimiento, equipo humano, etc… — y saber traducir la ‘Estrategia Empresarial’ en una ‘Estrategia de Marca’ capaz de ilusionar y movilizar tanto a nuestros equipos internos como a nuestros públicos externos.

¿Porqué necesitamos una Estrategia de Marca?

Podríamos definir el ‘Branding’ como el uso inteligente —a la vez estratégico y creativo— de las herramientas del marketing y la comunicación con el objetivo de conducir y asistir al desarrollo y crecimiento de las marcas. Este desarrollo y crecimiento, al que genéricamente denominamos ‘imagen de marca’, consiste básicamente en tratar de incrementar de todas las formas posibles cuatro parámetros principales que sobre la percepción de nuestra firma tienen los distintos públicos: presencia, distinción, notoriedad y reputación (el colofón final al que toda marca aspira).

Pues bien. El primer y fundamental paso consiste en ‘traducir’ la Estrategia Empresarial —que incluye tanto el pasado de la firma como su impulso hacia el futuro— en una ‘Estrategia de Marca’.

La ‘Estrategia de Marca’ será el instrumento con el que conseguiremos involucrar y motivar a las personas: tanto a nuestros equipos como a los diferentes públicos a los que nos dirigimos. Su definición estará orientada hacia la consecución a lo largo del tiempo de los siguientes objetivos generales:

  1. Consolidar la trayectoria recorrida por la compañia.
  2. Llegar más y mejor al perfil ideal de cliente —sea quien sea y esté donde esté—.
  3. Poner conscientemente los cimientos de una imagen sólida y de referencia en el sector a medio y largo plazo para nuestra marca.

Los cinco desafíos ‘Marcas más vivas’.

La mayoría de las Pymes abordan la comunicación de forma fragmentada y dispersa: “ahora necesito una nueva web, o un anuncio, tengo un familiar o un conocido que me ‘puede llevar’ las redes sociales, mañana tengo que ir a una feria, ¿o sería mejor invertir en marketing-online en su lugar?, etc… Pero, sin una sólida estrategia compartida y apoyada por toda la organización la marca acaba desfasada en poco tiempo, pues no suele ser capaz de mantener la credibilidad y la pasión necesarias para permanecer en las ‘mentes y los corazones’ de sus públicos. Lo más importante para que una marca se desarrolle con garantías, mucho más importante que la cantidad de inversión en unos u otros momentos, es la convicción y la determinación por parte de quienes lideran la marca —habitualmente la Propiedad y la Dirección de la empresa en el caso de la Pyme—.

FLUENTIS está especializado en ‘Branding’ y en ‘Marketing de Contenidos’, puesto que partimos del convencimiento de que únicamente contando con una estrategia acertada y una buena plataforma de generación de contenidos pueden las acciones de comunicación tener sentido para la marca, tanto en el corto (ventas, llegada de nuevos clientes) como en el largo plazo (reconocimiento de marca, clientes fieles).

Por todo ello en FLUENTIS hemos decidido no colaborar con ninguna organización que carezca de una Estrategia de Marca. Pensamos, honestamente, que en estos tiempos, hacerlo sería algo así como acompañar al cliente en el acto de ‘dar palos de ciego’.

Si tu empresa aún no ha hecho ese pequeño ejercicio, a la vez de introspección y de prospección, te animamos encarecidamente a que busques asesoramiento al respecto antes de invertir un solo euro más en comunicación.

Si te decides por la metodología de FLUENTIS, ‘Marcas más vivas’, una vez conozcamos de primera mano y en profundidad el caso de tu empresa, te lanzaremos 5 desafíos respecto a tu marca, y te orientaremos para la superación de cada uno de ellos con éxito:

  1. El desafío organizativo. ¿Quién liderará el poder de la marca y pondrá los medios para desplegarlo?
  2. El desafío del producto o servicio. ¿Qué sabemos hacer de forma especial y cómo debemos comunicarlo para que nuestros públicos aprecien la diferencia?
  3. El desafío de la Arquitectura de Marca. ¿Cómo desplegamos el poder de la marca en cada una de sus relaciones?
  4. El desafío de la Identidad y el Posicionamiento. ¿Tiene nuestra marca una verdadera personalidad? ¿Trabajar con nosotros es de verdad una experiencia única para nuestros públicos? ¿Qué territorios del sector son exclusivos de nuestra marca?
  5. El desafío del Plan de Construcción de la Marca. ¿Cuánto estamos dispuestos a invertir para conseguir profundas y duraderas relaciones con nuestros públicos? En función de los recursos se irá más o menos rápido, pero lo importante es que en cualquier caso sepamos que ‘vamos sobre seguro, y vamos lejos’.