PANESPOL, ‘Surface Lovers’

Panespol_Principal


El contexto.

Panespol® fue pionero en la producción de recubrimientos decorativos basados en poliuretano de alta densidad. Su amplia y creciente gama de producto, dirigida a diseñadores, interioristas y arquitectos que necesitan soluciones estéticas, llamativas y fáciles de instalar, incluye desde sus ya clásicas imitaciones a piedra o ladrillo, pasando por variadas líneas de texturas y acabados, hasta llegar incluso a la realidad más absolutamente natural: paneles de auténtico musgo procedente de los bosques del norte de Europa.

Tras 15 años, desde que diseñamos la marca Panespol®, hemos tenido la suerte de reencontrarnos con un proyecto innovador desde su origen, y que continúa con un crecimiento y desarrollo imparable.

Entonces los públicos-objetivo se encontraban en el sector del bricolaje, más tarde llegó a despertar pasiones también en el sector de la construcción, y ha sido durante los últimos años cuando las grandes cadenas y franquicias internacionales, con necesidades muy concretas y complejas respecto a la renovación de la decoración de gran cantidad de locales de manera rápida y coordinada a lo largo y ancho del mundo, han disparado la demanda de un producto estético, ligero, fácil de instalar, y que no requiere obras. El ‘sueño húmedo’ de todo proyectista o contratista de una cadena o franquicia, vamos.

02 Ejemplos


El reto.

El encargo del Director General de la compañía es muy claro: “Queremos ser los líderes de este sector; nosotros inventamos el sistema, lo tenemos patentado, estamos preparados para servir a las marcas más exigentes, y se nos están colando una serie de advenedizos con pobres imitaciones diciendo que ofrecen Panespol®. Y quienes ofrecen otros sistemas alternativos no nos preocupan demasiado: Panespol® es único e inimitable.”

Bueno… ¿Qué profesional de la imagen y la comunicación podría resistirse ante un reto así, expresado con tanta energía y convicción?

A pesar de las limitaciones presupuestarias que toda Pyme tiene para invertir en publicidad y marketing, en Fluentis estamos convencidos de que la activación de una visión amplia, coordinada y sostenida sobre todos los aspectos que influyen en las relaciones de la marca con sus públicos, la irá llevando inevitablemente hacia la presencia, la notoriedad, la reputación y el liderazgo; siempre que, como es el caso, haya detrás un gran producto y una gran organización que lo hace posible y viable.

En los últimos meses hemos estado trabajando, fundamentalmente, en una reorientación del discurso de la marca para enfocarlo con mayor claridad hacia los públicos actuales, básicamente proyectistas y contratistas. La imagen no había evolucionado al ritmo de la compañía, y permanecía anclada al mundo del bricolaje, lo que daba lugar, por ejemplo, a una web saturada de información inconexa y de difícil consulta. Existía también una gran confusión entre una anterior orientación B2C (hacia el consumidor final) y una incipiente y necesaria orientación B2B (de negocio a negocio).


Fluentis en acción: Branding y ‘Plan Fluentis’.

1. Hemos creado un concepto de marca amplio que permite la expresión de las distintas ideas que hacen especial, diferente, e incluso único a nuestro producto-servicio: ‘Surface Lovers’. Este ‘tagline’ es también un modo de acotar un ‘territorio de marca’ exclusivo frente a actuales y potenciales competidores, un territorio que se irá construyendo día a día mediante acciones publicitarias y de comunicación, pero también, y sobre todo, a través de la tradicional calidad-originalidad del producto y de un estilo eficiente-colaborativo con el cliente, desde que el proyecto no es más que una idea hasta el momento mismo de su instalación.

MAILING_01

2. El diseño de una metáfora lo suficientemente llamativa y ‘potente’ consigue ‘decir mucho con poco’. Es así como se hace palpable aquello de ‘una imagen vale más que mil palabras’. En un entorno donde la atención de los públicos se hace cada vez más cara y difícil de conseguir, contar con una imagen en forma de ‘totem-mascota’ como el ‘Camaleón de Panespol’ nos permite hacer publicidad-comunicación más efectiva, y por tanto, más económica: con menos impactos y/o con menos tiempo de atención podemos garantizar que lo esencial de nuestro mensaje no solo ‘llega’, sino que además ‘cala’ entre nuestros interlocutores.

MAILING_02

3. El diseño de un sistema de Identificación Visual claro, distintivo y coherente para la gama de Productos Panespol® permite poner en valor el esfuerzo de la compañía en desarrollar cada línea, e indirectamente contribuye a mantener el interés, la vigencia, y por tanto la rentabilidad de cada uno de los productos que la conforman. Se ha propuesto también la necesidad de contar con un nuevo identificador, tanto verbal como visual, para la marca de servicio ‘Panespol Contract’, puesto que, cada vez más, el gran valor diferencial de la compañía consiste en trabajar ‘a medida’ en proyectos de ‘co-creación’ de diseños únicos, para proyectos únicos, junto a los clientes más innovadores.

Gama

SabrinasOk

4. El diseño y el desarrollo de un nuevo ‘website’, donde se han optimizado y reenfocado los recursos para un público-objetivo más definido y en el que se han creado tres secciones para una mejor ‘usabilidad’ e ‘inteligibilidad’: Magazine, Catálogo y Corporativa. Merece la pena destacar la apuesta por la comunicación y el diálogo con los públicos de la marca (Marketing de Contenidos/Plan Fluentis), que queda patente, tanto en el hecho de que a partir de ahora quien entra en la web de Panespol® es recibido con la portada de un medio de comunicación propio (el Magazine ‘Surface Lovers’), como en el compromiso que implica la generación y actualización constante de contenidos de interés para los públicos. www.panespol.com

Web

5. Un rediseño del ‘Packaging’ de producto. Puesta en marcha de un nuevo sistema visual y de métodos de impresión que optimiza tanto costes como eficacia funcional y comunicativa de los sistemas de embalaje.

Packaging

6. Un nuevo enfoque para los catálogos. En pro de una optimización de la relación costes-resultados, a partir de 2016 se deja de editar un catálogo general impreso y se sustituye por una mayor actualidad y rigor del catálogo general ‘online’, que se complementa mediante el apoyo ‘offline’ (físico) de un catálogo de mano que contiene una introducción a la filosofía de la marca, una selección de cada una de las gamas de producto y una invitación a visitar la web para ‘saber más’ de la compañía y de sus productos. Será reeditado a medida que se vayan incorporando novedades, en contraste con el anterior catálogo general impreso, que a pesar de su gran coste de producción y envío quedaba rápidamente obsoleto.

 


Plan de Construcción de Marca.

Una vez culminada esta primera fase, podemos aventurarnos a decir que, ‘ahora sí’, Panespol® está lista para entrar en una segunda fase, la de ‘Construcción de Marca’. A la experiencia y la capacidad de la compañía para afrontar nuevos retos, se suma ahora un sistema de recursos de comunicación con los que la marca Panespol® puede ser un actor con presencia, relevancia, autoridad e incluso liderazgo en un subsector del que fue pionera: “15 años reinventando la ‘decoración en serie’ para cadenas y franquicias”.

 

Empresa = Comunicación

Print

Nada como echar la vista atrás para tomar conciencia del radical nuevo escenario en que la ‘era Internet’ nos ha sumido. Prácticamente hasta principios de los 90 (pre-Internet) una empresa era algo del todo ‘sólido’, con sus naves, su maquinaria, su flota de vehículos, sus empleados… y, por supuesto, su flamante propietario; quien personalmente se encargaba de representar a la empresa en todos y cada uno de los ámbitos de influencia necesarios para una actividad mercantil saneada. El señor propietario era, en muchos casos y simultáneamente, el medio y el mensaje. En aquellos tiempos, no sin esfuerzo y dedicación, todavía una única persona podía erigirse en embajador absoluto de la empresa: la credibilidad frente a la administración era la suya propia, cuando había que atender a los medios de comunicación ¿quién, si no?, la garantía en las transacciones tanto con proveedores como con la cadena de distribución emanaba de su persona e, incluso, los ecos de su reputación personal podían llegar hasta los oídos de los mismísimos usuarios de productos y servicios. Eran pues personas con toda su ‘materialidad’ quienes se desplazaban de un sitio para otro enarbolando las marcas de la empresa. Si Vds. recuerdan, aún estaba de moda la asistencia a innumerables ferias tanto nacionales como internacionales, las misiones comerciales, las relaciones públicas basadas en la ‘filosofía’ del ágape, etc., etc… ¡Puff…! ¡Qué cansancio da solo pensarlo ahora! 😉

Recordemos: Internet estaba aún circunscrita a circuitos militares, científicos y como mucho, universitarios.

¿Y qué se nos pedía en aquella época pre-Internet, a nosotros, los profesionales de la Comunicación Corporativa?

Simplificando mucho, podríamos decir que tratábamos de aliviar en lo posible la enorme responsabilidad representativa y comunicacional que recaía sobre los señores propietarios. ¿Y el método? Pues la comunicación entonces se entendía prácticamente como un añadido, una especie de prótesis sobre la materialidad de los objetos de la empresa y que emanaban de ella. Fue la época del auge de la ‘Identidad Visual Corporativa’, que consistía en ‘vestir’ naves y oficinas, vehículos, papelería administrativa, envases de producto, etc… Dicho de otra manera sencilla: se trataba de ‘marcar el territorio’ por donde circulaba la actividad mercantil de tal o cual corporación frente a las demás. Para completar el escenario, bastaba con hacer lo propio en los medios de comunicación de masas mediante la inserción de anuncios.

Internet, entendido como una especie de ‘sistema nervioso’ de la Globalización, casi de repente, puso patas arriba todas y cada una de las prácticas y supuestos que acabamos de comentar y cimentados desde principios del pasado siglo.

El cambio de paradigma es tan profundo y relevante que muchos profesionales andan dando palos de ciego. Lo cierto es que la desmaterialización del mundo y su conversión en bits está afectando de lleno a la esencia de empresas, productos y servicios. No se trata simplemente de aquello de que no estar en los medios equivalga a no existir en el mercado, hemos de ir más allá y darnos cuenta de que el mercado todo es ahora comunicación, y que para hacerse siquiera oír un poquito, una empresa debe codificarse por entero en discurso comunicativo, tanto verbal como visual (transmisible por la red y preparado para el diálogo con los públicos). No importa cómo sea y dónde esté ubicada la empresa, si es fabricante o no, quienes sean o dejar de ser los propietarios o accionistas; los representantes de la marca son ahora código puro, comunicación pura. En este escenario la comunicación ya no es más una opción ni debe entenderse como un añadido, hemos de atrevernos a decir que Empresa es igual a Comunicación.